Minor: una oportunidad para acrecentar conocimientos

La Universidad Alberto Hurtado, en su constante preocupación por ofrecer una educación superior de alta calidad académica, ha creado a partir del año académico 2007, una serie de programas conducentes a una segunda certificación, destinado a los y las estudiantes que cursan carreras de pregrado.
Los Minors son programas optativos, que cada estudiante puede escoger libremente de acuerdo a sus intereses, necesidades o expectativas de formación. Estos se componen de un mínimo de 50 y de máximo 60 créditos (cinco o seis cursos) concentrados en una misma disciplina, distinta a la principal de tu carrera, y que son impartidos por la unidad académica responsable del Minor. Los cursos conducentes a un Minor se pueden cursar a partir del quinto semestre de cada carrera. De este modo, los estudiantes interesados tendrán hasta seis meses para completar su programa Minor.
Actualmente, la universidad cuanta con 19 programas, entre los cuales se encuentra Intervención Social, Instituciones y Procesos políticos, Sociología de la Cultura, Periodismo Contemporáneo y Psicología General.
Pedro Milos, profesor encargado estos programas, señala: “los Minor constituyen una oportunidad, entre otras, de orientar los créditos optativos de que disponen los estudiantes de aquellas carreras que han actualizado sus mallas curriculares, de acuerdo a la política fijada en el 2005. En efecto, estos créditos pueden destinarse libremente hacia diferentes asignaturas, de distintas disciplinas, que sean de interés del estudiante”. Es decir, los Minor se entienden como una posibilidad de diversificar el uso de los créditos optativos que posee cada alumno.
Juan Pablo Duhalde, estudiante de sociología de tercer año, se encuentra realizando desde este semestre el Minor Intervención Social, que imparte la carrera de Trabajo Social. Al referirse a lo que lo motivó a realizar el Minor expresa que lo principal fue “poder complementar mi carrera de Sociología con otra área de la ciencia social, y así conocer las diversas perspectivas para observar la realidad social. Además, pienso que me puede servir para otorgar un plus a mi futuro título, lo que puede llegar a favorecer mis primeras experiencias laborales”.
En cuanto al sentido esencial que tiene impartir estos programas, el profesor Pedro Milos, opina que este es “ampliar las posibilidades de formación de los estudiantes de la UAH, ofreciendo una alternativa complementaria a la formación principal. Con ello se busca reforzar una perspectiva interdisciplinar del conocimiento, enriqueciendo el marco conceptual de los estudiantes, a partir de una segunda disciplina”. En ello se refleja el constante espíritu de la Universidad por formar profesionales con una solida formación interdisciplinar que les permita enfrentarse de manera adecuada en los distintos ámbitos en los que se desenvolverán una vez egresados. Concuerda con esto Juan Pablo quien señala que “lo más importante es el enfoque interdisciplinario que entrega el estudio de otras áreas de conocimiento, lo que otorga herramientas para el futuro desempeño profesional dentro de un contexto ampliamente complejo”.
Pedro Milos y Juan Pablo coinciden en señalar que la obtención de esta certificación permite complementar los conocimientos obtenidos por la disciplina principal. Por otra parte, el estudiante de sociología enfatiza el valor que para él tiene la posibilidad de aplicación práctica de los conocimientos obtenidos en el programa que sigue: “cuando obtenga el Minor de Intervención Social, creo que lograré complementar algo tan importante como lo teórico para la construcción de conocimiento con lo práctico, o sea, la intervención social en busca de una transformación positiva para la sociedad en la cual vivimos”.
Por último, el profesor a cargo, da un consejo a los alumnos: “evalúen durante sus dos primeros años de estudio, el interés que pueda tener el formarse en una segunda disciplina (…) En esta evaluación debieran considerar tanto sus intereses o inquietudes personales como las ventajas que el Minor que escojan pueda tener para su futura inserción en el mercado laboral”.
En un mercado laboral inserto en el contexto de globalización, los egresados de las diferentes carreras se enfrentan a una realidad cada vez más cambiante y competitiva. Se producen modificaciones a mayor velocidad y más profundos, existe una temporalidad de los contratos y una rotación de personal muy alto, lo que conlleva a la necesidad de adaptarse a diferentes puestos de trabajo o diferentes funciones dentro del mismo. Es dentro de este contexto, que los Minor pasan a ser una herramienta distintiva que permite el desarrollo de nuevas habilidades facilitando la inserción laboral y su posterior permanencia.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.